Blog sobre los Ángeles

1001 secretos angelicales por compartir

Cómo concentrarse mejor y de manera más eficaz gracias a la Meditación

cómo concentrarse mejor

Es un hecho, la meditación es muy benéfica: relaja la mente y el cuerpo, cura el alma, en realidad, es una herramienta muy poderosa. Un aspecto de la meditación que la gente tiende a olvidar es que permite concentrarse mejor.

En este artículo, vamos a ver cómo concentrarse mejor y más fácilmente a través de técnicas de meditación. También nos interesaremos por ejercicios de meditación que favorecen la concentración que puede realizar en casa. Primero, veamos por qué utilizar la meditación.

Cómo meditar para mejorar la concentración

Antes de descubrir cómo meditar para mejorar su concentración, volvamos a las bases. ¿Qué significa concentrarse? La concentración, es la capacidad de fijar su pensamiento en algo, sin distraerse. Y la meditación requiere mucha concentración. Pero como todo, se practica y se mejora.

Se pregunta probablemente cómo concentrarse mejor y durante más tiempo. A decir verdad, es completamente natural que su mente vagabundee durante una sesión de meditación. En vez de tratar de mantener la concentración a toda costa, es mejor darse cuenta de sus bajones de concentración y hacer ajustes.

Una minoría de personas consigue concentrarse muy intensamente sin que disminuya su atención, pero es extremadamente complicado y agotador. Ahora, veamos cómo mejorar su concentración gracias a la meditación.

¡Su Ángel Guardián puede ayudar Usted a alcanzar este nivel de crecimiento y conocimiento espiritual! ¿Desea saber quién es su Ángel de la Guarda Protector?


Para contactar con su Ángel de la Guarda y recibir su VIDENCIA ANGELICAL GRATUITA, por favor rellene el siguiente formulario:

Fecha de nacimiento

Datos

Al hacer clic a continuación, confirmo que he leído la Política de privacidad y que acepto los términos legales.


Aprender a concentrarse gracias a la meditación

Si no ha meditado nunca, puede que prefiera empezar con una meditación guiada. Y tiene razón, muchas personas piensan que es la mejor manera para empezar a meditar ya que permite determinar los aspectos en los que deben concentrarse. Ahora, veamos cómo aprender a concentrarse más eficazmente.

Concentración y Meditación

Para meditar, es necesario encontrarse en un espacio relajante, sin interrupciones y/o distracciones de ninguna clase. Es incluso más importante si quiere mejorar su concentración. No debe sonar su teléfono y no es necesario que su televisión esté encendida.

Apáguelo todo e instálese cómodamente. Puede sentarse con las piernas cruzadas, en una silla, acostarse en su cama, etc. lo importante es que se sienta cómodo y que pueda mantener la posición durante 10-20 minutos. Si tiene miedo de dormirse, más vale que se quede de pie con la espalda bien recta.

Cómo concentrarse mejor – Respire simplemente

Ahora, vamos a ver cómo concentrarse mejor y de manera más eficaz. Para ello, debe ampliar poco a poco el área de su concentración.

Empiece por concentrarse en su respiración y en una parte de su cuerpo: puede fijarse en los movimientos de su pecho, de su vientre, de su diafragmo o incluso en el aire que pasa por su boca o su nariz. Preste atención a cada inspiración y exhalación, desde el principio al final.

Cuando sienta que su cuerpo y su mente empiezan a relajarse, justo antes de entrar en un estado de meditación, amplíe el área de su concentración. Por ejemplo, puede concentrarse en los latidos de su corazón, el calor del aire en la habitación o en la presión que ejerce su cuerpo en la silla, la cama o el suelo.

También puede concentrarse en los ruidos exteriores como el tráfico o el canto de los pájaros. Puede utilizar todo lo que quiera para conseguir concentrarse mejor y de manera más eficaz.

Aumente su concentración

El objetivo de este ejercicio no es la meditación en sí. Evidentemente, puede meditar si siente que ha alcanzado los límites de su concentración, pero no olvide que su concentración funciona a la manera de un músculo.

Con práctica, se vuelve cada vez más fuerte y se obtienen mejores resultados. De la misma manera, puede decidir trabajar en la duración. Por ejemplo, puede tratar de meditar durante una hora o más, un poco como los monjes.

El inconveniente es que este tipo de meditación puede ser abrumador y sobre todo aburrido. Su mente podría preferir vagabundear. Más vale tomarse su tiempo y evolucionar a su ritmo para aprovechar al máximo los beneficios de la meditación.

Descubra aún más artículos interesantes de Padre: