Blog sobre los Ángeles

1001 secretos angelicales por compartir

Acceder a los registros akáshicos

registros akáshicos

Si está leyendo esto significa que tiene curiosidad por lo que significan los registros akáshicos o quizás está interesado en acceder a los registros akáshicos. No se preocupe, este artículo no solo le explicará lo que son, sino que le mostrará cómo acceder a los registros akáshicos.

La mejor manera de hacerlo es a través de la meditación de los registros akáshicos, de la cual hablaremos más adelante en este artículo. Todo el mundo puede usar una videncia gratuita de los registros akáshicos.

¿Qué son estos registros?

Para hacerlo sencillo, los registros akáshicos son un conjunto de energías vibratorias. Estas energías contienen información del pasado, presente y futuro. Una vez que comprenda cómo acceder a ellos e interpretar la energía, podrá descubrir más información acerca de cualquiera de estas etapas.

Es particularmente útil para acceder a la información de sus vidas pasadas. Los registros akáshicos están disponibles para todo el mundo en cualquier momento. Se trata de una especie de videncia de los registros akáshicos gratuita para todo el mundo. Eso no quiere decir que pueda acceder a toda la información.

Algún contenido está fuera del alcance en función de su intención. Así pues, es importante que tenga una mente y alma claras antes de acceder a la información.

Acceder a los registros akáshicos ¿Cómo hacerlo?

Existen diversas formas para acceder a los registros akáshicos. Algunas personas afirman haber accedido a través de una proyección astral o experiencias cercanas a la muerte, pero esto es completamente innecesario, a pesar de que los ángeles u otros seres espirituales hayan guiado a la gente hasta allí.

No obstante, no tiene que esperar una invitación, así que en este artículo le mostramos el método más sencillo para hacerlo: la meditación de los registros akáshicos. Puede encontrar meditaciones guiadas online que le orientarán durante todo el proceso para acceder a estos registros, pero hacerlo solo también puede ser fácil, siempre que haya practicado la meditación anteriormente.

Meditación de los registros akáshicos

El acceso a los registros akáshicos a través de la meditación comienza como cualquier otra sesión de meditación: se inicia con una respiración concentrada hasta que sienta que está entrando en un estado de meditación.

Este acceso es muy similar a la sincronización de una radio. Tiene que encontrar la frecuencia correcta y después hacer pequeños movimientos para obtener el sonido más claro posible. En ese caso, tiene que centrarse en incrementar su energía vibratoria. Esta es la única condición de acceso a los registros akáshicos.

Una forma de hacerlo es contactar con sus guías espirituales o ángeles para pedirles ayuda y orientación para encontrar la velocidad de energía requerida para acceder a los registros akáshicos.

Otro método es la visualización. Imagine un haz de luz que brilla desde arriba. Es una luz blanca y pura y comienza a elevarle del suelo, como si unos alienígenas le estuvieran secuestrando. Cuando está alto, empieza a sentir su cuerpo lleno de energía.

Cuanto más alto llega, más aumenta su energía vibratoria. Cuando sienta que ya no puede llegar más alto, mire arriba e imagine que está abriendo una puerta. Habrá oscuridad detrás de esta puerta, pero pronto empezará a ver formas, símbolos y colores. Incluso oirá ruidos y voces.

¿Qué esperar?

Lo más común es que reciba información a través de los sentimientos. No su sentido del tacto, sino más bien sus más profundos presentimientos. Se trata de su espíritu accediendo a información que su mente consciente no puede digerir por sí misma.

Tiene que mostrarse abierto a esta experiencia y obtener toda la información que pueda. Recuerde que puede no estar seguro de cuándo o de dónde proviene esta información. No saque ninguna conclusión si vio que le dispararon, si ganó el Premio Nobel de la Paz… podrían ser recuerdos de sus vidas pasadas o de su vida futura.

Es muy útil regresar de los registros akáshicos para tomar notas de lo que experimentó. Si vio símbolos, dibújelos. Si oyó ruidos, descríbalos. Si tuvo sentimientos, explíquelos. Todas las piezas encajarán después de acceder a los registros en varias ocasiones.

Descubra aún más artículos interesantes de Padre: