Blog sobre los Ángeles

1001 secretos angelicales por compartir

Trabajadores de la Luz – Cómo saber si usted es un trabajador de la luz

Trabajadores de la Luz

Algunas personas tienen la sensación de que son diferentes de los demás. El mundo les confunde y se preguntan sobre su existencia. Sienten continuamente que deberían hacer algo de su vida y dar algo al mundo pero no saben qué. Son los Trabajadores de la Luz.

¿Quiénes son?

También se llaman “Niños Cristal” o “Semillas Estelares” y llegaron a la Tierra con una misión positiva: cambiar su energía. Los Trabajadores de la Luz luchan contra las energías destructoras y difunden la luz y el amor por todas partes. La vida de un Trabajador de la Luz no es fácil: este mundo todavía no está listo para aceptar esta energía y el Trabajador de la Luz tiende a sentirse incomprendido y solitario. Es apasionado, tiene una mente abierta y es consciente de la importancia de su existencia y que forma parte de algo más grande y superior.

Traen resplandor, captan la energía en equilibrio de la luz terrenal y vinieron a este planeta con la única meta de ayudarle a alcanzar un nivel más alto de consciencia. Los Trabajadores de la Luz tienen muchos poderes, entre ellos, la capacidad innata de curar y hacer que los demás se sientan cómodos y a salvo.

No son hippies, derviches giradores o Sufíes, son profesores y barrenderos, artistas y escritores, productores y madres. Puede ser cada persona que dedica su vida a traer luz en este mundo.

Dos tipos de Trabajadores de la Luz

Existen dos categorías de Trabajadores de la Luz: los “Retro” y los “Recién Despiertos”.

Los Retro

Los Trabajadores de la Luz “Retro” comparten la luz en el mundo desde hace siempre y, como consecuencia, les puede dar miedo dar un paso adelante, probablemente porque recuerdan la persecución. Saben desde el principio que están aquí por una razón, que tienen una misión que llevar a cabo antes de que sea demasiado tarde. Les parece normal establecer una relación espiritual, pero revelar al mundo quienes son es una verdadera tortura para ellos.

Los Recién Despiertos

Los Trabajadores de la Luz “recién despiertos” viven generalmente un despertar espiritual momentáneo provocado por un incidente. Una vez que ha ocurrido, es prácticamente imposible dar un paso atrás y las cosas no volverán nunca a ser las mismas. Ya no ven las cosas de la misma manera y pueden decidir de acudir a la ayuda de los demás o no. Los Trabajadores de la Luz recién despiertos tienen suficientes talentos para realizar inmediatamente grandes cambios y responder al grito interior que les incita a actuar.

Los signos que indican que es un Trabajador de la Luz

Si se pregunta cuál es su verdadero papel en la Tierra y si no sabe qué hacer, puede que sea un Trabajador de la Luz. Aquí están los signos que lo demuestran:

  1. Siente un llamamiento para apoyar, ayudar, curar y guiar a los que lo necesitan.
  2. No siente pertenencia a una sociedad en particular.
  3. Busca la espiritualidad.
  4. Es un poco diferente a nivel físico (ojos de color diferente, marcas de nacimiento únicas, visión débil, apariencia distinta, enfermedad crónica o discapacidad auditiva).
  5. Es empático y sensible a las energías.
  6. Tiene dones psíquicos y un sentido extremadamente desarrollado del tacto y del gusto.
  7. Le atraen las artes terapéuticas y ha descubierto numerosas posibilidades de curar.
  8. Le afectan la ecología y los derechos animales.
  9. Ha experimentado un “despertar espiritual”.
  10. Tiene consciencia de su propia persona, de sus miedos y de los miedos de los demás.
  11. Es una persona sociable y le gusta la compañía, pero también necesita soledad para volver a conectarse con usted.
  12. Los ángeles tratan de comunicarse con usted y le indican siempre la secuencia numérica 911, sinónima de positividad y de cambio.
  13. Es consciente del poder de sus pensamientos y de sus capacidades de razonamiento.
  14. Le guía su instinto. Sabe cuándo expresar sus sentimientos y cuándo simplemente guardarlos por usted.
  15. Se compromete completa y estrictamente al desarrollo personal.
  16. Sabe cómo reaccionar en una situación complicada y sigue positivo, en CUALQUIER CASO.
  17. Cree en los milagros y en las cosas invisibles al ojo humano.

Ayudar al mundo

Los Trabajadores de la Luz están aquí para asistir, ayudar y curar a las personas que sufren en este mundo rodeado de oscuridad y de negatividad. Si conoce a un Trabajador de la Luz, trátelo con admiración y respeto y ayúdelo a valorar y utilizar sus dones porque sin ellos, el mundo sería más oscuro y sombrío, privado de energías positivas.

Sanadores

La característica principal de un Trabajador de Luz es su capacidad en curar. Son sin dudas sanadores, pero ellos deciden del método que prefieren utilizar. Se abren a las energías de cada lugar en el que se encuentran. Están en armonía con los sentimientos de los demás, sus actitudes y estados de ánimo y se cuestionan sobre los problemas ambientales como la contaminación, las sustancias químicas y el ruido.

Los Trabajadores de la Luz son conscientes de la presencia de los ángeles. También son sensibles a los puntos de vista y los sentimientos de los demás, por ello son muy buenos oyentes. Esta compasión es a la vez una bendición y una salvación. Cada persona que decide difundir luz clara en este planeta es un Trabajador de la Luz. No hay que presentar ninguna prueba psíquica o espiritual pija, no se necesita ningún proyecto ni licencia para ser un Trabajador de la Luz. La única condición es desear poner a disposición su luz fiel y auténtica y querer ayudar a la gente. Se llama: PONER SU LUZ EN ACCIÓN.

Descubra aún más artículos interesantes de Padre: