Blog sobre los Ángeles

1001 secretos angelicales por compartir

El verdadero significado del ascenso espiritual

ascenso espiritual

Según la gente, existen varias definiciones del Ascenso. El diccionario dice que un ascenso indica que alguien o algo se encamina en dirección ascendente, hacia arriba. Se puede encontrar la noción o definición de ascenso espiritual en numerosos contextos diferentes que se apoyan en la filosofía espiritual o en la tradición.

El significado del Ascenso espiritual

El proceso, los síntomas y los signos relacionados con el Ascenso suceden a nivel personal y físico. Incluye la aceleración de la energía vibratoria y del desarrollo de la consciencia que genera cambios. Vivirá más intensamente si aumenta sus vibraciones y si se basa en la energía que domina la existencia. Dicho de otro modo, es exactamente como si se sintonizara con una frecuencia de canal radio: se puede oír un cierto canal con la condición de encontrarse en la frecuencia correcta.

Mientras se pone en marcha el proceso, experimenta cambios en cada nivel de su existencia. El ascenso es un proceso natural y universal que permite ir adelante.  Al dirigirse individualmente hacia la frecuencia de las vibraciones, eleva su consciencia, recibe indicaciones y observa síntomas a nivel mental, emocional, físico y espiritual. El ascenso espiritual sugiere el reinicio de su sistema entero, ya que está evolucionando. Las antiguas costumbres y rutinas ya no tienen razón de existir ya que el individuo empieza a ser cada vez más radiante.

Cuando una persona se desarrolla, siente síntomas y una energía mucho más extremos y poderosos durante numerosos días. Estos síntomas pueden detenerse de repente y reaparecer más tarde, o la frecuencia o la intensidad de las indicaciones pueden cambiar súbitamente. El ascenso espiritual y la experiencia dependen de las personas y los síntomas también pueden diferir según el nivel de vibraciones personales, el conocimiento, el objetivo de vida y el ejercicio espiritual.

El despertar espiritual

Antes de seguir hablando del Ascenso espiritual, es necesario hacer la diferencia entre el ascenso y el despertar espiritual. Pese a que ambos siempre ocurran juntos, NO son semejantes. Con el ascenso, tiene consciencia de una nueva realidad mientras el despertar espiritual es la comprensión íntima del alma. El ascenso es un cambio físico de las vibraciones mientras el despertar espiritual consiste en un gran cambio interior. El ascenso está relacionado con la dimensión física. El despertar, por su parte, es la consciencia del alma.

Una persona despierta a nivel espiritual entiende que hay más que el mundo material en la vida, ve cosas más allá de la máscara de la vaguedad y pasa de hecho por el proceso de ascenso.

El ascenso es unánime y único. No es un concepto en sí pero existe una consciencia de unión y la persona elevada utiliza las calidades de su presencia humana para comunicarse.

Casi es imposible mantenerse en estado de unión de día y de noche y seguir llevando una vida normal. Entonces, la persona que descubre el verdadero significado del ascenso tendrá que luchar siempre y hacer un ejercicio diario de reflexión y de meditación, tranquilizando su mente y siguiendo la corriente.

Síntomas y Signos

  • Cuando pasa por el proceso de Ascenso, tiene el sentimiento de que algo está cambiando. Se sentirá diferente frente a explicaciones que no le convencen.
  • Problemas de digestión y de estómago, trastornos gastrointestinales (ninguna  sensación de hambre,  náuseas inexplicadas).
  • Fluctuaciones inesperadas de la temperatura corporal: ser más sensible a las temperaturas o no soportar el frío o el calor en ciertas partes de su cuerpo.
  • Resfriarse o tener gripe y de repente estar bien de salud.
  • Tener dolores de cabeza, particularmente en la coronilla.
  • Distinguir olores raros sin poder identificar de dónde provienen.
  • Oír sonidos y frecuencias extraños.
  • Ver y percibir cosas raras: sombras o destellos de luz por ejemplo.
  • Dieta y costumbres alimenticias inusuales: antojos o aversiones a alimentos particulares, pérdidas o ganancias repentinas de peso.
  • Alergias raras a ciertos productos.
  • Sueño perturbado: insomnio o narcolepsia.
  • Estar en un mundo de fantasía, soñar despierto y tener una imaginación desbordante
  • Dolores corporales generales y hematomas.
  • Torpeza, vértigos o tener la impresión de que va a caer en cada momento.
  • Explosiones irregulares de energía: sentir hiperactividad o experimentar ataques de pánico.
  • Sentirse extremadamente sensible o emotivo.

Su energía y su consciencia alcanzan nuevos mundos de percepción, de implicación y de creación. Al pasar de una capa a otra, puede subir a un reino dimensional y espiritual. El ascenso espiritual le permite elevar su energía interior y estimular su consciencia para experimentar un nuevo mundo.

Cuerpo y Mente

El objetivo es limpiar, hacer evolucionar y curar las energías presentes en nosotros para llegar a una forma más elevada de vibraciones. Muy pocas personas se dan cuenta de que el ascenso altera el cuerpo para formar otro cuerpo más radiante y vibrante de energía.

Trabaja en la curación de su cuerpo y en la limpieza de sus energías. Si da la prioridad a su ser físico, se dará cuenta de la importancia de curar su cuerpo emocional, físico y mental. Cada uno puede experimentar el ascenso y los cambios de vida excepcionales que suponen con la condición de abrirse a ello.

Recuerde que usted no es un cuerpo con un espíritu sino que es una persona espiritual que vive en una estructura física. Este cuerpo es su santuario. Puede que otras personas le ayuden pero al final, USTED es responsable de su salud emocional, física y mental.

¡Cuide de usted!

 

Descubra aún más artículos interesantes de Padre.