Blog sobre los Ángeles

1001 secretos angelicales por compartir

Los Ángeles y los Fantasmas

Los Ángeles y los Fantasmas

A menudo, lo espiritual está relacionado con lo sobrenatural. Si busca un poco, encontrará todo tipo de información sobre el asunto, entonces un resumen me parece bien útil. En este artículo, vamos a explorar el concepto de Los Ángeles y los Fantasmas.

Veremos las diferencias que existen entre los fantasmas y los espíritus (como los ángeles) y aprenderemos a hacer la diferencia entre buenos y malos espíritus. Pero primero, veamos por qué los ángeles y los fantasmas aparecen en el mundo físico.

Los Ángeles y los Fantasmas en el Mundo físico

Algunas personas se preguntan por qué se nos aparecen estos seres incorpóreos. La diferencia que existe entre los espíritus y los fantasmas depende de sus motivos. Por ejemplo, los ángeles están aquí para guiarnos y advertirnos.

La mayoría de las veces, un ángel aparece para guiar a alguien hacia el camino correcto o darle consejos. No es el caso del fantasma.

Vamos a interesarnos por las diferencias que existen entre los espíritus y los fantasmas, pero primero, debe saber una cosa: no viven en el mundo físico, lo que puede ser un problema tanto para los seres espirituales como para los seres físicos que vivimos en su presencia


Para contactar con su Ángel de la Guarda y recibir su VIDENCIA ANGELICAL GRATUITA, por favor rellene el siguiente formulario:

Fecha de nacimiento

Datos

Al hacer clic a continuación, confirmo que he leído la Política de privacidad y que acepto los términos legales.


Diferencia entre los Ángeles y los Fantasmas

Si compara los ángeles y los fantasmas, descubrirá diferencias obvias. Los fantasmas no están en la tierra porque lo decidieron (bueno, en la mayoría de los casos). De hecho, están prisioneros de su propia energía, lo que les impide seguir adelante.

Quizás estén perdidos, quizás no se hayan dado cuenta de que fallecieron, etc. Como ve, puede ser un verdadero problema. Los fantasmas no son necesariamente malos o malintencionados, pero tienen una influencia negativa en el mundo que les rodea.

Como se encuentran en nuestro mundo y que no tienen cuerpo físico, son incapaces de llenar sus propias reservas de energía, entonces chupan la energía de los seres físicos que les rodean.

Un signo que indica que se encuentra en presencia de un fantasma es que se acaparan su energía positiva. Puede que no se dé cuenta, pero sus amigos o sus familiares le preguntarán por qué se comporta de manera rara, por qué está cansado, impaciente o negativo.

En este caso, hay que reaccionar. La mejor solución es ayudar al fantasma a pasar al otro lado. Para ello, puede guiarle o pedir ayuda a los ángeles. Esto no lleva sin transición a:

Los Ángeles

Por su parte, los Ángeles son intrínsecamente buenos. Están en la tierra para darle consejos. De hecho, puede dirigirse a los ángeles para pedirles ayuda.

También están encargados de misiones y a menudo vienen en la Tierra para asegurarse de que todo sale bien para sus protegidos. No hay que temer a los ángeles ni sentirse nervioso con la idea de que podrían visitarle.

Lo mejor que pueda hacer, es aprovechar su presencia para tratar de entender por qué se manifiestan a usted y hacerles todas las preguntas que podría tener.

Sigamos con la comparación

Existen signos que indican la presencia (actual o pasada) de un ángel. Los más comunes son: encontrar una pluma blanca, escuchar unas campanillas, etc. A veces, puede incluso sentir un calor difundirse por todo su cuerpo.

Evidentemente, si ha pedido ayuda a los ángeles, es posible que los signos sean todavía más sutiles, ya que los está esperando. Existe otra diferencia entre los fantasmas y los espíritus: mientras no puede entrar en contacto con un fantasma angelical, sí puede contactar con un ángel fantasma.

Si desea saber más sobre las diferencias que existen entre los fantasmas y los ángeles, puede hacer búsquedas por la red. Allí encontrará imágenes de fantasmas y de ángeles, lo que le permitirá ver sus diferentes apariencias.

El espíritu de un Ser querido

Pese a que nos interesemos por las diferencias que existen entre los fantasmas y los espíritus o la diferencia entre los buenos y malos espíritus, ángeles y fantasmas, debe saber que no son los únicos seres del mundo espiritual.

También pueden visitarle otros espíritus, sus seres queridos. Tienden a manifestarse menos que los ángeles y de ninguna manera están prisioneros de nuestro mundo como los fantasmas.

A menudo es fácil determinar rápidamente si se encuentra en presencia de una persona querida: tiene un sentimiento de familiaridad, un poco como si se cruzara con esta persona en la calle.

Otros Espíritus

Además de los fantasmas y los ángeles (y evidentemente de sus seres queridos), existe un último tipo de espíritu. No lleva ningún nombre, pero lo que es cierto es que debe desconfiar de ellos.

Estos espíritus no son nocivos a nivel físico pero podrían guiarle hacia el camino equivocado. Estos espíritus aprovechan su vulnerabilidad para manifestarse.

Desafortunadamente, estos seres se nutren de su energía. Cuanto más consiguen dirigirle en la mala dirección, más poderosos se vuelven. A menudo se atacan a personas que tienen problemas de alcohol o de droga y a las personas depresivas.

Si un día se enfada tanto que solo piensa en vengarse, es muy probable que se encuentre bajo la influencia de este tipo de espíritu.

No se preocupe, si tiene dudas, diríjase simplemente a su Ángel de la Guarda o su guía espiritual y pídale que determine si este espíritu quiere hacerle daño o no.

Descubra aún más artículos interesantes de Padre: